1 de octubre

Sí, hoy es 1 de octubre. Una fecha que siempre ha sido para mí simplemente un día más, pero que desde hace ya dos años es una fecha muy marcada en mi calendario.

Y es que ese día del 2015 cambió mi vida para siempre.

La cambió porque por muy acompañado que esté, siempre me siento un poco solo. O porque aunque cada vez que me monto por la tarde en mi coche sigo teniendo el impulso de hacer esa llamada que ya no sonaría en ninguna parte. O porque, simplemente, cuando quiero verte ya no estás.

No sé, es una sensación rara, casi contradictoria, porque en verdad siento que nunca me has dejado, que cuidas de mí en cada momento. Pero es que ese sentimiento de no poder darte un beso, un abrazo o de escuchar tus “ten cuidadito” me han dejado un vacío que jamás nada ni nadie podrá llenar.

Han pasado ya dos años; 730 días en los que te recuerdo a cada instante, 17.520 horas de echarte de menos… y sigo sin acostumbrarme.

Me queda toda una vida por delante para hacerlo, pero es que no me quiero acostumbrar a estar sin ti, porque cada vez que te recuerdo irremediablemente aparece en mí una sonrisa de orgullo por ser tu hijo.

Siempre te voy a pedir esta última cosa: a tu manera, como puedas, nunca me dejes solo, porque sin tu fuerza no soy nadie.

Te quiero mamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: